Skip links

Trabajadores que llegan tarde: ¿Cómo actuar?

Los empleados que siempre llegan tarde pueden crear problemas en el entorno de trabajo, desde bajar la moral hasta impactar en la productividad. Si bien no es necesariamente un delito grave, la tardanza debe ser tratada por los supervisores de una manera profesional y respetuosa, teniendo en cuenta que es el comportamiento (y no la persona) lo que debe ser cambiado.

En AU Consultores te explicamos qué puedes hacer con una persona que no suele estar presente al comienzo de la jornada laboral. Estos pueden ser alguien que:

  • Entra disimuladamente, después de la hora oficial de llegada, y espera que nadie se dé cuenta
  • Siempre pone disculpas cuando se lo dices (a veces te guiñas un ojo mientras lo dice)
  • Promete mejorar (y mejora durante dos días), pero acaba cayendo en los hábitos de siempre
  • Llega tarde a reuniones, e incumple muchas veces los plazos
  • A pesar de llegar tarde, se queda al final de la jornada de trabajo, para recuperar el tiempo que se retrasó por la mañana (“recupero el tiempo, osea que… ¿qué problema hay?)

Posible explicación

Los problemas del tráfico empiezan a ser una excusa demasiado frecuente. No obstante, también es verdad que algunas personas podrían tener buenas razones para llegar tarde, como llevar al colegio a los niños o cuidar a familiares ancianos.

Otras posibilidades:

  • Es incapaz de levantarse por las mañanas, por razones de todo tipo
  • Parece una persona muy desorganizada, y orientada a desastres (en lugar de orientada a objetivos). Además, lleva una vida caótica
  • No cree que la puntualidad sea importante, y no se esfuerza nada en legar a la hora (no como tú que eres de los primeros en llegar al trabajo)

Consejos prácticos

Identifica el problema que se te plantea a ti, personalmente, con la impuntualidad de ese trabajador. ¿Qué te molesta exactamente?

  • El hecho de que llegue tarde
  • Que sus compañeros tengan que poner disculpas y disimular
  • Las molestias que causa al llegar tarde
  • El menoscabo de tu autoridad que esto supone

Elabora una estrategia para tratar con esa persona:

  1. Podrías no hacer nada (si no es algo importante, sino solo un poco irritante), pero te arriesgas a que:
  • Otros empleados noten este comportamiento, y lo comenten con sus compañeros
  • Los niveles de puntualidad pueden deteriorarse
  • Las personas puntuales pueden sentirse molestas
  • la ausencia de algunas personas, en determinados momentos, llega a provocar problemas

2. Lleva un diario y apunta los datos objetivos. ¿Existe un patrón habitual de conducta?

3. Si la actitud de esa persona es irritante, adviértela de la situación, informado de que tendrás que tomar medidas si la cosa no mejora

4. Si se trata de un asunto importante, consulta con alguien de la organización. Podría haber procedimientos para actuar en estos casos

Consejos prácticos

  • Habla seriamente con la persona en cuestión: Comunícale lo que ha pasado y da información sobre las consecuencias; pide una explicación
  • Asegúrate de que conoces las normas sobre horarios de la organización
  • Aclara las siguientes cuestiones:
    • qué es lo que quieres y por qué (subraya el efecto que tiene la impuntualidad de esa persona sobre los demás)
    • Qué propones hacer respecto a sus retrasos, justificándolo
    • Qué ayuda puedes prestarle para que sea más puntual (si es que puedes hacer algo por él)
    • Cómo vas a supervisar esta situación a partir de ahora
  • Si se trata de alguien que no se toma en serio este problema, puedes seguir estas estrategias:
    • Decirle cuál es tu opinión (para ti si tiene importancia llegar a tiempo)
    • Llegar a algún tipo de acuerdo (por ejemplo, conseguir que él acepte la necesidad de cambiar, reestructurar su horario o informarle de que no vas a hacer la vista gorda).

En AU Consultores llevamos años ayudando a las empresas con sesiones de coaching. ¡Si se mejora a los trabajadores y su productividad, habrá mejorado la línea básica de la empresa!

Return to top of page