Skip links

Pérdida de motivación en el trabajo: ¿Cómo arreglarlo?

La gestión de las personas en la clave del éxito dentro de una organización. Sin embargo, los problemas aparecen cuando alguno de los trabajadores se sienten desmotivados. En AU Consultores te damos las claves para arreglar este problema antes de que pase a mayores.

En primer lugar, hay que detectar que la persona está desmotivada y no hay que confundirlo con otros problemas que pueda tener el empleado a nivel personal o de salud.

¿Cómo detectar la desmotivación en el trabajo?

  • Uno de tus mejores empleados empieza a perder motivación, sin que haya una razón clara que lo explique.
  • Los resultados de su trabajo han empeorado
  • Ha perdido interés en el trabajo o la organización
  • Deja caer que está buscando otro trabajo
  • El trabajo se retrasa. Hasta la tarea más sencilla tarda siglos en estar terminada
  • Llega tarde, pero se marcha a la hora
  • Mira mucho el reloj (¡y suspira continuamente!)
  • Su comportamiento se está contagiando a otros. De pronto, mucha gente parece enfadada y descontenta

La motivación es un tema complejo y personal. Es decir, lo que motiva a una persona puede no motivar a otra. Los factores de motivación cambian a lo largo de la vida, en una misma persona.

Causas que provocan la desmotivación en el trabajo

  • El trabajo no suponga ya ningún tipo de reto
  • Haya una clara falta de seguridad en el puesto
  • El empleado siente que no recibe suficiente dinero para su tarea y su nivel de responsabilidad
  • El estatus profesional de esa persona no se esté reconociendo
  • Las condiciones de trabajo tengan un efecto negativo sobre la capacidad de la gente para concentrarse (por ejemplo, puede resultar dificil trabajar en despachos situados en espacios abiertos)
  • Las relaciones con otras personas sean poco agradables
  • La supervisión del superior tenga poca calidad, o sea, prácticamente, nula
  • Algo ajeno al trabajo

Ante esto, desde AU Consultores recomendamos analizar hasta qué punto conocemos a la persona. Es decir: ¿Ha tenido antes problemas motivacionales? ¿Cuándo hablaste con él, por última vez, sobre su trabajo o sus aficiones?

Además, es muy importante que la empresa tenga claro qué es lo que quiere que esa persona haga mejor o de forma diferente en el futuro. Pero sobre todo, cuéntale a esa persona lo que está haciendo y el efecto que eso tiene. Para ello, se debe actuar de la siguiente forma.

  • Evaluar al comportamiento, no el individuo
  • Evaluar lo que has visto que ocurre, no lo que tú deduces
  • Compartir ideas, no dar consejos
  • Explorar nuevas alternativas, no dar respuestas
Return to top of page