Skip links

Hábitos saludables para mejorar tu vida laboral

Dado el ritmo de trabajo actual podríamos hacer una división en nuestras vidas: la vida laboral y la vida personal. Se hace mucho hincapié en llevar una vida (personal) sana, pero, ¿qué pasa con la vida del trabajo? Es importante seguir unas pautas para que esta vertiente de nuestra vida también sea adecuada y no nos pase factura ni a la salud ni a nuestras relaciones personales. Además, teniendo unas rutinas sanas en el trabajo mejoraremos mucho nuestro rendimiento. Os explicamos una lista de hábitos saludables para seguir y mejorar el rendimiento en la empresa:

Deporte

El ejercicio, además de ser imprescindible para gozar de buena salud, también es uno de los  hábitos saludables más sencillos para afrontar mejor el trabajo. La práctica deportiva ayuda a desestresarnos, mejorar el humor y descansar mejor por las noches. ¿Tienes mucho trabajo o sales tardísimo? ¡No es excusa! Si puedes ir caminando al trabajo, empieza por ahí. Sino, comienza sacando 5 minutos y realiza unas cuántas sentadillas y cada día vas aumentando el número. También puedes aprovechar la hora de la comida para darte un paseo, unos largos en la piscina, correr….¡todo es válido! Al principio cuesta más, pero poco a poco el cerebro se habitúa y será una rutina más de tu día.

Come sano

Sí, la dieta tiene mucho que ver con el rendimiento laboral. Es importante comer de forma saludable para evitar digestiones pesadas, dolores de tripa, empacharnos o quedarnos con hambre. Esto hace que no nos centremos como deberíamos en el trabajo y la productividad baje.

Desconecta bien en los descansos

Las jornadas de trabajo son largas, la hora de la comida u otros descansos que se tengan ¡aprovéchalos! Los temas de trabajo se quedan en la oficina. Aléjate de tu mesa o sitio de trabajo para comer y procura que tu mente y cuerpo desconecten.

Prioriza el trabajo adecuadamente

Los expertos señalan que las horas en las que mejor rendimiento tenemos son las primeras, por la mañana. Intenta realizar en ese periodo la carga más pesada o complicada de trabajo y dejar para el final del día las tareas más livianas.

Acude a los eventos de empresa

Conocer a tus compañeros fuera del trabajo es beneficioso. Ayuda a establecer relaciones de confianza o amistad y a hablar de temas que no son de trabajo, que también es salud. Además, luego será más fácil y dinámico trabajar con personas a las que conoces y te llevas bien.

Return to top of page