Skip links

Gestión y liderazgo de personas: cómo ejercer y potenciar estas aptitudes

El capital humano es un factor determinante en el éxito de una empresa. Todas las empresas están compuestas por personas, y es imprescindible una buena gestión y desarrollo de las habilidades interpersonales es fundamental para que los equipos sean competentes.

Conocer a las personas

Las personas son mucho más que el resultado de su trabajo, conocer bien a cada miembro del equipo fortalece los vínculos interpersonales y ayuda a motivar mejor a cada persona para obtener lo mejor de ella. El éxito radica en buena parte en lograr que las personas no solo trabajen para ti, sino contigo.Cada miembro es distinto y tiene su propia personalidad, y para una buena gestión de personas es importante comprender la personalidad de cada uno y saber cuáles son sus habilidades para potenciarles y cuál es la mejor forma para ello de forma individualizada.

Gestión y desarrollo de habilidades

El entorno actual es sumamente competitivo, y el talento humano es un capital muy importante en el que un buen gestor y líder debe invertir. Los empleados son el valor más importante de una empresa por detrás de los clientes.Los esfuerzos que hagan los trabajadores determinarán, en gran medida, el éxito de un proyecto. Y para que llegue a buen puerto, además de motivados, deben de desarrollar todas sus capacidades lo máximo posible para exprimir hasta la última gota de su talento. Todas las personas tienen habilidades, unas son más conscientes que otras de ello, pero todo el mundo tiene, lo que diferencia a un buen líder del resto es descubrir los talentos de cada persona y saber cómo aprovecharlos al máximo nivel. ¿Cómo conseguir sacar lo mejor de cada uno? Aquí algunos consejos:–Ser accesible: esconderse en el despacho por encima de todos no crea confianza, hay que mantener relaciones con trabajadores, clientes y colaboradores.–Pensar en positivo: poner énfasis en los beneficios y oportunidades y no centrarse solo en los problemas.–Honradez: los plazos se cumplen y tu palabra también.–Mente abierta: hay que estar dispuesto a los cambios y a la innovación, escuchar siempre las propuestas.–Apoya a tu equipo: en público es fundamental formar piña y apoyarse unos a otros, dejar en evidencia a un compañero no es el camino

Líder CHA

Las cualidades las dividiremos en tres dimensiones (CHA, a través de las cuales se articula la capacidad de un líder. Las tres son necesarias y entre ellas debe haber equilibrio.

Conocimientos

Lo que sabe el líder sobre algo

Habilidades

Lo que hace el líder y cómo lo hace

Actitudes

La predisposición a hacer algo

Liderazgo AU Consultores

1. Conocimientos del líder

Los conocimientos se pueden aprender,
nos los da la experiencia, también la formación, los libros, los blogs,
los videos, la observación. Los conocimientos son todo aquello que
sabemos, es decir que forma parte de nuestro disco duro.

El tema de si el líder debe ser el mejor
técnico, es un aspecto que ha dado mucho que hablar. Está claro que  el líder no siempre debe ser un experto en la materia, quizás en
su equipo hayan personas más expertas en uno u otro campo que él o ella.
Hay algunas empresas que promocionan como líder al mejor técnico,
llegando a cumplir en ocasiones con el principio de Peter en el que “una persona acaba ascendiendo hasta su máximo nivel de incompetencia”.

El líder, independientemente de la posición que ocupe, debe tener en mayor o menor grado conocimientos de:

  • El mercado en el que se opera.
  • Las empresas de la competencia, sus fortalezas y debilidades.
  • Su propia empresa, procedimientos, forma de trabajar, etcétera.
  • La tecnología utilizada por su empresa.
  • Las personas de su equipo, sus características, puntos fuertes, áreas de mejora, roles que desempeñan, etcétera.
  • Los distintos stakeholders de su empresa (clientes, accionistas, otros directivos, proveedores…)
  • Lo que ocurre en el entorno, de los distintos movimientos y tendencias sociales, económicas y culturales. Lo que le será de gran ayuda con la estrategia.
AU Consultores

2. Habilidades para el liderazgo

Las habilidades tienen que ver con nuestra capacidad de hacer algo, bien sea para comunicar o para llevar a cabo una tarea. Las habilidades se aprenden haciendo, la experiencia también es una buena maestra,
así como los programas de formación experiencial en los cuales los
directivos aprenden a desarrollar ciertas habilidades del liderazgo.

Las habilidades del liderazgo podrían
ser muy extensas, ya que a un líder le podemos presumir muchas de ellas.
Sin embargo, algunas que sí son claramente necesarias para liderar :

1. Influencia: Capacidad de motivar e influir positivamente sobre un grupo de personas para que se involucren en la consecución de los objetivos definidos en una situación determinada, desarrollando, transmitiendo y alineando al equipo con la misión, visión y valores de la empresa. Implica también ser un ejemplo en su estilo de gestión para las personas con las que trabaja.

2.-Delegación: Capacidad para asignar tareas a los colaboradores en función de las capacidades profesionales y madurez de éstos, de forma que el colaborador asuma la responsabilidad y el compromiso de obtener resultados en la tarea encomendada.

3.-Desarrollo de personas: Capacidad para identificar las necesidades de desarrollo de los colaboradores, ayudándoles y apoyándoles para su realización personal dentro de la empresa.

4.-Visión estratégica: Capacidad para comprender rápidamente las tendencias detectando oportunidades y anticipándose a las necesidades que se demandarán, adoptando para ello las decisiones y acciones precisas.

Trabajo en equipo AU Consultores

Actitud

La actitud tiene que ver con una predisposición nuestra hacia las cosas. La Actitud es como un traje que decidimos ponernos. Podemos ser personas con muchas habilidades y conocimientos, pero si nuestra actitud no es la adecuada, nuestro liderazgo no será efectivo.

De forma que sí analizamos la predisposición del líder frente al cambio, las dificultades y frente al trabajo podemos encontrar tres actitudes que serán vitales para que un líder haga un buen trabajo:

1. Positividad frente al cambio. No todas las personas afrontan los cambios de la misma manera. Algunas se cierran a cualquier cambio y resulta muy complicado que consigan buenos resultados. Las personas con esta actitud tienen flexibilidad para  adaptarse a los cambios con rapidez, trabajando eficazmente y mostrando habilidad y predisposición para aprender cosas nuevas, adquirir nuevas competencias y progresar.

2. Constancia y perseverancia frente a las dificultades El líder no debe tirar la toalla fácilmente, su capacidad en muchas ocasiones depende de su actitud perseverante y constante. Liderar no es una tarea fácil que ocurra a la primera, conseguir objetivos a través de otros requiere esfuerzo y determinación.

3. Posibilidad y oportunidad frente a la escasez. Ser capaces de ver un poco de luz en la oscuridad, ser capaces de ver oportunidades donde otros no las ven es otra de las actitudes clave del líder. Un buen líder siempre encontrará una nueva posibilidad, algo que de esperanza e inspiración a las personas. Donde otros ven escasez el buen líder ve oportunidades, dónde otros ven que no se puede hacer nada el buen líder ve posibilidades.

Tenemos que saber que el liderazgo se desarrolla, se actua sobre él y se mejora. En los planes planes de desarrollo orientados al liderazgo que llevo a cabo me doy cuenta de que toda empresa merece tener buenos líderes, pues son ellos los que encienden la chispa para que las cosas salgan bien.

Antonio Ucha

Director General AU Consultores

Digital Design
Liderzgo en España 80%
Marketing
Cambio 50%

Hoy día es importante trabajar habilidades de liderazgo para tener equipos de alto rendimiento preparados para ofrecer el 150%

Return to top of page