Skip links

Embajadores de marca: por qué apostar por los empleados

Para una empresa la buena reputación es indispensable. Significará la capacidad de atraer a nuevos clientes, fidelizar a los que ya tienen y atraer a profesionales que quieren unirse a ella. Es un factor más de su competitividad dentro del mercado. Generalmente se suele asociar a grandes campañas de publicidad y marketing diseñadas desde los departamentos de comunicación y estrategia. Pero los estudios recientes han demostrado que hay un activo mucho mayor en este sentido: los empleados. Un artículo de la revista ‘Forbes’ hace hincapié en estos factores.

Métodos para hacer de los empleados los mejores embajadores

Aumentar y promover la satisfacción laboral: ayudar a ascender profesionalmente a los empleados y fomentar su marca personal más allá de la organización. Una empresa que se centra no solo en sus necesidades, sino también en las de sus empleados, consigue personas con una productividad mayor. También promueve el crecimiento del vínculo entre el trabajador y la empresa de forma positiva.

Empleados felicesConocer los valores de empresa: ¿cómo difundir los valores e ideas de algo que no se conoce? Muchos empleados al ser preguntados por los valores de su empresa no saben muy bien qué responder. Es importante que una empresa sepa comunicar sus pilares, valores e ideas a sus empleados, ¿quién mejor para defenderlos?

Conexión entre la marca personal y la de empresa: al potenciar la marca e identidad propias de cada trabajador dentro de la empresa, es más fácil que esos valores sumen a los de la empresa. Un empleado valorado y que sabe bien cómo contribuye al crecimiento de la empresa proyectará la mejor imagen de empresa al público. Estará más motivado, orgulloso y será más proactivo ya que su bien y el bien de empresa van por el mismo camino.

Para contribuir en estos aspectos es importante que las compañías cuenten con unos líderes adecuados que velen tanto por los objetivos de la empresa como de los empleados.

Return to top of page