Skip links

Alcance de un proyecto: Análisis DAFO

El análisis DAFO es indispensable para hacer un diagnóstico en una empresa y conozcas cuál es su situación actual, tanto de forma interna como externa. En AU Consultores explicamos a las empresas que siempre deben estar permanentemente alerta de la efectividad. Deben conocer cuáles son los puntos fuertes y débiles, tanto dentro de la empresa como en el entorno.

La elaboración de un análisis DAFO es muy sencilla y aportará una información muy valiosa. En nuestras sesiones de coaching explicamos que hay que establecer cuál es la situación actual y luego la situación a la que se aspira cuando termina el proyecto.

  • Puntos fuertes/puntos débiles: Siempre se trata los puntos fuertes y débiles tuyos o de tu organización (internos). A continuación, relacionamos los aspectos clave que deben tomarse en cuenta.
    • La pericia del personal/dirección
    • Instalaciones/edificio y equipo
    • Medios tecnológicos
    • Habilidades para el desarrollo de marketing/venta
    • Reputación/imagen
    • Recursos económicos
  • Oportunidades/amenazas: Los factores externos pueden hacer fracasar su proyecto si no tomas en cuenta todas las posibles incidencias (¿qué hacer sí?). Los factores que relacionamos a continuación afectarán tu forma de enfocar el proyecto y te dejarán mejor informado durante la etapa de planificación:
    • Cambios políticos/sociales/económicos
    • Competencia local e incluso a escala nacional
    • Envergadura del mercado y sus tendencias
    • Rentabilidad del mercado
    • Las necesidades que satisfacen sus productos
    • Probabilidad de que cambien esas necesidades

La naturaleza de un proyecto cualquiera

Ningún proyecto es igual a otro. Difieren en objetivos, habilidades, personas y recursos disponibles. Desde que han empezado las estructuraciones de procesos empresariales, las reducciones, etc., los proyectos han tenido que aportar soluciones más rápidas y más eficaces a los problemas.

La sigla RCFT (en inglés SQIS) te ayudará a organizar la recogida de información cuando emprendas cualquier proyecto. Por ejemplo, analiza cómo te serviría para adquirir un nuevo sistema para ordenadores.

  • Rapidez de respuesta ante la consulta y condiciones requeridas por los clientes: ¿Por qué necesitamos el sistema para el ordenador? ¿De qué manera acelerará nuestros servicios?
  • Calidad del producto y del asesoramiento: ¿Por qué necesitamos el nuevo sistema? ¿Qué prestaciones debe tener? ¿Con qué tiene que ser compatible?
  • Fácil introducción y distribución de información a través de los límites entre las distintas funciones: ¿Podremos utilizar el nuevo sistema desde el mismo momento en que llegue? ¿Qué consecuencias acarrearían los errores que se pudieran cometer durante el cambio de sistema? ¿Cómo se le han presentado al contratista los resultados que esperamos?
  • Tiempo de entrega al cliente o al siguiente eslabón en la cadena de distribución (tiene que ser lo más breve posible para completar las tareas): ¿Será necesario un período de formación para poder utilizar el sistema con total destreza? ¿Cuánto durará? Si contratamos la formación, ¿cuándo podrá terminar y con qué servicios de apoyo podremos contar?

 

Return to top of page