Gestión y liderazgo de personas: cómo ejercer y potenciar estas aptitudes

Gestión y liderazgo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El capital humano es un factor determinante en el éxito de una empresa. Todas las empresas están compuestas por personas, y es imprescindible una buena gestión y desarrollo de las habilidades interpersonales es fundamental para que los equipos sean competentes.

Conocer a las personas

Las personas son mucho más que el resultado de su trabajo, conocer bien a cada miembro del equipo fortalece los vínculos interpersonales y ayuda a motivar mejor a cada persona para obtener lo mejor de ella. El éxito radica en buena parte en lograr que las personas no solo trabajen para ti, sino contigo.

Cada miembro es distinto y tiene su propia personalidad, y para una buena gestión de personas es importante comprender la personalidad de cada uno y saber cuáles son sus habilidades para potenciarles y cuál es la mejor forma para ello de forma individualizada.

Gestión y desarrollo de habilidades

El entorno actual es sumamente competitivo, y el talento humano es un capital muy importante en el que un buen gestor y líder debe invertir. Los empleados son el valor más importante de una empresa por detrás de los clientes.

Los esfuerzos que hagan los trabajadores determinarán, en gran medida, el éxito de un proyecto. Y para que llegue a buen puerto, además de motivados, deben de desarrollar todas sus capacidades lo máximo posible para exprimir hasta la última gota de su talento. Todas las personas tienen habilidades, unas son más conscientes que otras de ello, pero todo el mundo tiene, lo que diferencia a un buen líder del resto es descubrir los talentos de cada persona y saber cómo aprovecharlos al máximo nivel. ¿Cómo conseguir sacar lo mejor de cada uno? Aquí algunos consejos:

Ser accesible: esconderse en el despacho por encima de todos no crea confianza, hay que mantener relaciones con trabajadores, clientes y colaboradores.

Pensar en positivo: poner énfasis en los beneficios y oportunidades y no centrarse solo en los problemas.

Honradez: los plazos se cumplen y tu palabra también.

Mente abierta: hay que estar dispuesto a los cambios y a la innovación, escuchar siempre las propuestas.

Apoya a tu equipo: en público es fundamental formar piña y apoyarse unos a otros, dejar en evidencia a un compañero no es el camino

By | 2018-05-03T16:41:28+00:00 mayo 3rd, 2018|Gestión|